Petrolina – Recife (Pernambuco, Brasil) – parte 2

Recife es el lugar de origen de Paulo Freire, un gran educador y soñador que promovió el movimiento educativo de la “pedagogia de la liberación”. Os dejo algunas de sus brillantes citas:

 Enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades para su propia producción o construcción.

Jamás acepté que la práctica educativa debería limitarse sólo a la lectura de la palabra, a la lectura del texto, sino que debería incluir la lectura del contexto, la lectura del mundo.

El mundo no es, el mundo está siendo.

Por otro lado Recife es una de las principales ciudades del país, con más 1,5 millones de personas es una de las 10 ciudades más grandes de Brasil y teniendo en cuenta el área metropolitana se sitúa entre las 5 más grandes con 4,1 millones de personas.

Es una ciudad costera cuyo paisaje está marcado por kilométricas playas y estuarios de varios ríos (siendo los Capibaribe y el Beberibe los principales) en los que el manglar está bastante desprotegido en pro de la urbanización. Los ríos, canales y puentes hacen que la llamen la “Venecia Brasileña”. La parte urbana costera está marcada por rascacielos en primera línea de costa, el puerto y viaductos que cruzan los estuarios. Su puerto es el principal del Nordeste y está siendo ampliado para la exportación de soja de la región.

No tuve oportunidad de visitar su centro histórico, de origen colonial y el cual recomiendan.

Tiene varias playas, la playa de Boa viagem con sus 7km está marcada por los arrecifes y los tiburones. Es genial ver como la playa se entiende como un espacio público de uso y disfrute de las personas. Cuando atardece ves como la tarde es tomada por gente que disfruta de ella de formas muy diferentes: bañándose, paseando, corriendo, jugando una pachanga de fútbol o voley, bailando, xogando a “amarelinha”. En solitario, en pareja o en grupo la playa es un lugar muy vivo.

La plaza que lleva el nombre de esta playa se convierte todas sus tardes en un mercadillo con puestos de comida y artesanía.

El baile típico de esta ciudad es el “frevo” en el cual pequeñas “sombrinhas” (paraguas) son grandes protagonistas. Para que veáis lo vistoso y bonito que es (a la par que difícil) os dejo un video.

Y ahora una foto especialmente dedicada a Txemi y a Dani en la que podemos ver dos policías haciendo su ronda en bici!

Por último, otro paralelismo: Coruña y Recife están hermanadas,…el motivo aún no he conseguido investigarlo.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Petrolina – Recife (Pernambuco, Brasil) – parte 2

  1. Adrián dijo:

    Hola Carmen!

    Me ha gustado mucho tu post, tal como lo describes me lo puedo imaginar perfectamente, dan ganas de estar ahí…
    La cita de Paulo Freire «El mundo no es, el mundo está siendo.» la apunto.
    (Lo del hermanamiento, supongo que será por fútbol/Bebeto…)

    Disfruta mucho, bicos.

  2. carmolqui dijo:

    Hola Adri!
    Me alegro de que te haya gustado! Espero que con las (pocas) fotos no te defraude!
    Sobre la cita de Paulo Freire, también me encanta. La verdad es que sus frases son a cada cual más grande.
    Y sobre el hermanamiento,…ohhh! hubiese preferido que estuviese relacionado con el futebol!pero bueno, é o que hay!
    Bicos mil e hasta pronto!

Responder a Adrián Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *