Vivir no campo – Facendo velas

Es genial cuando los olores, lugares, sonidos o cosas te hacen recordar personas y momentos vividos. Para mí todo lo que tenga que ver con las abejas me recuerda a mi abuelo, un gran amigo y conocedor de las mismas. Hace unos meses que mi abuela, mi tío, mi primo, mi madre y yo quedamos para hacer velas en Leiras. Esa tarde, mi abuelo también estuvo con nosotros.

Fue una tarde lluviosa de Febrero sencillamente genial.

Llevábamos muchos años queriendo hacer velas y no fue hasta este año que lo conseguimos. Esa tarde nos dedicamos a reconstruir conocimiento para ser guardianes de su conservación. Una tarde mágica e inolvidable.

A continuación comparto en esta ventana el proceso:

¿Qué necesitamos para hacer velas?

  • Abejas para generar la cera 🙂

  • Para cocer la cera:

    • Unha pota para cocerla.

    • Un “cazapelo” para remover la cera cuando se cuece (es decir, un palo de madera)

  • Para colar la cera:

    • Una tela de saco o de algodón para hacer la función de colador.

    • Mordaza para retorcer el saco al colar la cera.

    • Un valde o pota para verter la cera cocida.

  • Para el molde:

    • Los moldes de las velas, pueden ser de papel plastificado o tubos de PVC lisos.

    • Algodón puro para hacer la mecha o “pavío” de la vela. Tiene que ser algodón puro, para que arda bien la mecha.

    • Una bolita de cera sólida un poco caliente para hacer el “pavío”.

    • Puntas para sujetar centrado el pavío de la vela en el molde.

    • Patatas para tapar el fondo de los moldes de las velas.

    • Una mezcla de agua y miel para mojar el molde.

    • Cinta de carrocero.

    • Un cazo para rellenar los moldes de las velas.

  • Personas: se necesitan un mínimo de 2-3 personas y hay que tener mucho cuidado de no quemarse ya que la cera quema mucho y al hervir, “escapa” fácilmente, asique con cuidado!!!

¿Cómo se preparan los moldes?

Nosotros hicimos los moldes con tubos de PVC lisos, los cuales deben ser mojados internamente con la mezcla de agua y miel para impedir que la cera se pegue al molde.

En la parte superior deben tener dos agujeros diametralmente opuestos de forma que se pueda pasar una punta.

La parte inferior del tubo se tapa con una patata pelada y cortada por la mitad de forma que el tubo se encaje en ella. A esta patata previamente se le pasa el “pavío”, haciendo un agujero en el centro de la patata con la punta y haciendo un nudo en el extremo. Después se pasa el pavío por el tubo y se encaja la patata en el tubo.

Para tensar y centrar el pavío dentro del tubo se coloca una punta en los dos agujeros diametralmente opuestos de la parte superior y se ata el pavío al centro de la punta, el resto del pavío se saca del tubo y se pega provisionalmente con cinta de carrocero.

¿Cómo se prepararan los “pavíos”?

El pavío lo haces 3 – 4 hilos de algodón puro con longitud suficiente para la vela (el molde) y para poder atar en la parte superior e inferior del molde. Para que se “unan” los hilos se untan con la bola de cera un poco caliente (para que ésta esté un poco pringosa y actúe de “pegamento”).

¿Cómo se hacen las velas?

  • Con la cera de pelar panales o con cera de panales viejos lo primero que haces es cocerla y colarla. La cuelas en un recipiente con más boca que fondo y debes poner algo de agua en el fondo para que no se pegue la cera en el recipiente. La cera flotará sobre el agua y después cuando enfríe la cera la quitas del recipiente.

  • Después esa cera te sirve para hacer velas o nuevos panales. Para hacer las velas precisas volver a cocerla y colarla por una tela más fina

  • Después la viertes en los moldes de las velas.

  • Y cuando enfríe la cera ya puedes sacar las velas de los moldes!

No sé por que no tengo fotos de las velas que hicimos con la cera que cuidadosamente mi abuelo había hecho hace ya unos cuantos años. Aunque no tenga fotos, las velas quedaron preciosas y las repartimos entre la familia. Fue una auténtica tarde de disfrute, con fotos de calendario y momentos inolvidables para el recuerdo.

El siguiente objetivo: estampillar cuadros, ¡ojalá pronto consigamos poder juntarnos para hacerlo!

Nota 1: Esta entrada no hubiese sido posible sin mi abuelo que nos profesó – queriendo o sin querer – su cariño por las abejas y tampoco sería posible sin mi abuela, tío y madre que hicieron un ejercicio de memoria para rescatar ese conocimiento, ese patrimonio.

Nota 2: Si alguien quiere que le pase un vídeo en el que se muestra el proceso de hacer el molde, que me avise!

Nota 3: Contaban que para que no sean tan frágiles las velas se les echaba parafina, pero no me acuerdo de cantidades y del momento de añadirla (nosotros las hicimos sin, 100% naturales).

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Vivir no campo – Facendo velas

  1. María dijo:

    Me encanta!!
    Me encataría poder compartir el siguiente objetivo, en una de esas tardes mágicas en Leiras y con personas tan especiales!

  2. carmolqui dijo:

    A mín tamén!!
    Pa Navidad intentamos ir por o segundo objetivo, seria maravilloso!!
    Chuchos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *