Comunicación para nutrir y mantener relaciones… Dilemas…

Saber comunicarnos es muy importante para muchas cosas. Es importante para conectarnos y empatizar con otras personas; para expresar nuestras necesidades internas y nuestros sentimientos; para posicionarnos política, social, ambiental, económicamente; o para prevenir conflictos y también para gestionarlos y resolverlos. Creo que socialmente tenemos mucho que aprender sobre comunicación en todas esas áreas,… pero hoy me voy a centrar en otra función de la comunicación: nutrir y mantener relaciones, principalmente cuando estás lejos de esas personas queridas que quieres que sean partícipes de tu Vida.

Eso está siendo todo un reto para mi desde hace años y especialmente ahora que siento que una parte de mi misma tiene un epicentro en España y otra parte de mi misma tiene el epicentro en Brasil. Y si a eso le añades mi actual estado itinerante y de experimentación,…el reto de comunicación, aumenta.

  • Mensajes cortos o mensajes largos?
  • Mensaje generales para varias personas o mensajes personales para cada persona?
  • Mensajes impersonales o mensajes personales? (esta pregunta aplica principalmente en época de Navidad donde la tendencia general son mensajes bonitos escritos por otras personas, pero sin nuestra marca personal)

Detrás de estas cuestiones está el ritmo social que nos empuja (muchas vezes sin ser conscientes) a lo rápido e inmediato y nos aleja de comunicarnos desde el corazón de forma consciente. Es decir, mensajes cortos, rápidos y con respuestas inmediatas. Además ese ritmo nos crea la necesidad de “tener que responder”, siendo refenes de la comunicación…

Whatsapp y las redes sociales nos dominan o saturan y recibir un e-mail contándole algo personal a otra persona ya es bastante raro (y recibir una carta o postal es algo prehistórico). Y cuando recibimos un mensaje largo, incluso tenemos dificultades para parar y leerlo con atención y presencia, … y ya ni te cuento las dificultades que tenemos para responderlo (de forma breve y rápida, o de forma extensa y meditada).

En mi caso personal, tengo la necesidad interna de querer mantener el contacto con personas queridas que ya no están en mi dia a dia, de querer estar presente de alguna forma. Al mismo tiempo, quiero hacerlo aplicando el principio de presencia, estando presente cuando envio/respondo un mensaje o cuando leo mensajes personales. Eso es lo que estoy intentando hacer,… pero la consecuencia de esa presencia, de ese tiempo de calidad invertido en la comunicación,…es que tengo bastantes mensajes sin responder y mensajes que quiero enviar, pendientes.

La ecuación no cierra…y creo que lo que me resta es o seguir en el ritmo social actual (con mensajes rápidas e inmediatas) o ir a contracorriente, siendo consciente de que los tiempos de respuesta/comunicación serán otros (principalmente para mensajes más personales) y aceptarlo. Nutrirme con la calidad de las mensajes y no exigirme rendimiento (en términos de cantidad y plazos de respuesta).

Toda una danza! Si alguién tiene alguna sugerencia de como ser más efectivos en la Comunicación, con calidad, presencia y sin ser refénes,…será super bienvenida!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Comunicación para nutrir y mantener relaciones… Dilemas…

  1. Querida Carmen, respetando totalmente tus palabras y comunicaciones, personal y particularmente me parece que lo vivo de otra manera. A mis 64 años cumplidos y con los caminos por ahora recorridos, también he sentido y me he planteado maneras de nutrir y mantener conexiones, comunicaciones y amistades… hasta que en mi sentir interior he comprendido que estamos unidos por tales lazos que la trama se mantiene incluso más allá de nuestra mente consciente …y aún de la muerte, me atrevería a decir, pero éso es otra historia… y actualmente prefiero ceñirme al presente, al ahora. Nos llevamos en el corazón e incondicionalmente el Amor nos mantiene unidas y enlazadas, igual que mantiene unidas y organizadas las células de ese universo maravilloso que es nuestro cuerpo.
    Te envío un fuerte y sentido abrazo.

    • carmolqui dijo:

      Querida Maiteresa!

      Muchísimas gracias por compartir tu sabia experiencia y sentir!

      Estoy totalmente de acuerdo que los lazos invisibles nos mantienen conectad@s de una forma muy fuerte y única. Somos una gran tela de araña…

      Este dilema no es nuevo para mi y ya he pasado por varias etapas (desde no dar señales de vida a dedicar mucho tiempo a estar conectada con personas con las que no convivía presencialmente). El estar presente en el ahora es una premisa básica… Y simplemente busco formas verdaderas de comunicarme y nutrir lazos… Sigo experimentando y aprendiendo en el camino!

      Un abrazo bien fuerte y cariñoso!!! Carmen

Responder a Maria Teresa Castro Labajos Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *